sábado, septiembre 18, 2010

Pide un deseo

Me llegó hace pocos días un email de esos de pedir un deseo, repetir una fórmula y esperar a la buenaventura. Indicaba además, la pamplina, que tras hacerlo sonaría tu teléfono.

La persona que me lo mandó es alguien a quien aprecio y poco después le di algunos empujones en el vano intento de sacarle de la caverna:

- ¿Acaso te sonó el teléfono?
- No, pero sonó el timbre de la puerta. - Sonreía triunfal, el desgraciado.
- ¿Pero de verdad crees que se va a cumplir tu deseo por medio de esta magia?
- Ya lo veremos, ya lo veremos. - Sostenía la sonrisa, de franca esperanza.

Y el caso es que sentí mucha lástima, pues como ya he referido aprecio a esta persona.

Esta mañana escuché en la radio esta noticia (la Macarena sale para darse un paseo por Sevilla estorbando la convivencia a los ciudadanos de bien). Cuando se me pasó el enfado me quedé pensando en toda la gente que asistiría a la beatificación. Y sentí lástima. El mismo tipo de lástima; porque me di cuenta de que no había diferencias entre ellos y aquella persona que me mandó el ridículo email.

3 comentarios:

Juan Gato dijo...

A mi que crean en lo que les de la gana pero que no den por culo coño!!

Ceci dijo...

Odio los fowards eso...

Y ayer yo asistí sin querer al paseo de la Macarena, me tuvo un ratito retetenida al lado del arco,mientras todos los conductores pitaban impacientes...

Pero hay una cosa más profunda en todas estas creencias, sean absurdas o no, (yo creo en Dios, por ejemplo) y es la fe y el poder de la fe... y el pensamiento positivo que la fe aporta y el efecto pigmalión... y eso ayuda a vivir mejor, a la salud mental y a conseguir más objetivos en la vida...quizá esa persona pidió un deseo..no sé...por ejemplo...

- Que la chica que le mola, le preste atención...

Quizá la tonteria de que casualmente tocase el timbre le dote de cierta seguridad y entonces como piensa que por esa chuminada la chica le prestará atención, éste, sin ser realmente consciente se comporta de manera que sus acciones resultan efectivas...y esta chica en concreto le preste la atención que él desea. Si, es mejor tener la fe en uno mismo, pero hay gente soñadora, insegura a la que todo éso le da una fuerza y la busca donde sea, ya ves que no sonó el teléfono, sin embargo si el timbre y lo achaca igualmente, y si hubiese sido un grillo haciendo cri cri, lo hubiese centralizado en el cri cri del grillito dichoso...

La cuestión es focalizar el "poder" de uno mismo en algo,porque se cree que se carece de él... trabajo de seguridad, autoestima, confianza en sí mismo y demás...

Yo llevo una pulsera de elefantes con la trompa para arriba que me regaló mi hermana, se supone que da suerte,yo sé que es una tonteria, que no es así, sin embargo cuando no la encuentro me pongo nervioso, estoy más segura con ella...me aporta confianza y soy consciente del autoengaño pero, me sirve...si no la encuentro, respiro profundo y digo,no pasa nada...el problema es si se convierte en algo obsesivo como sin tener esto, Dios, la Virgen o los fowards absurdos, no pudiésemos hacer nada de nada. Simplemente es cuestión de FE y esa fe la depositamos donde creemos conveniente...

Bueno,paro que me excedo!:D

Anónimo dijo...

Dem, regocíjome en tus palabras. Qué pensamientos tan puros y elevados. Chapeau!